El Eco - Excerpt

 


El Eco Esta en Todas Partes

Mexico, 2003

Para 8 pistas digitales.

 

Si podemos hablar de una colmena acústica, mi obra es una colmena que abarca el cuadrado de 25 * 27 metros de la Colección Jumex, pero al mismo tiempo es un sistema acústico virtual que inter-conecta diversos espacios sonoros del planeta. Es decir, en este caso la colmena representaría la tierra, la casa en la que todos habitamos.
De acuerdo a Masrhall Macluhan, la tecnología electrónica saca al hombre occidental de su pensamiento basado en lo visual (controlado por el hemisferio izquierdo del cerebro) que funciona con una lógica causal y secuencial, para meterlo en una nueva dimensión acústica en la que puede estar en varios lugares del planeta al mismo tiempo. Este hombre racional deja de estar aislado en su pueblo o ciudad, deja de ser uni-céntrico y se convierte en multi-céntrico.
El oído escucha en un radio de 360 grados, mientras que la vista percibe solo de manera frontal. El nuevo espacio acústico en el que vivimos es holístico, simultaneo, emocional, cualitativo y receptivo. La figura definida, elemento concreto en el cual el hombre occidental se concentraba, pasa ahora a integrarse con el fondo, y a confundirse o a desaparecer muchas veces en el. El fondo es acústico, no visual, y en su complejidad cambiamos nuestra concentración perceptiva de un lugar al otro de manera constante, como cuando escuchamos la música aleatoria de John cage o un momento sonoro del medio ambiente con múltiples elementos auditivos simultáneos.
La idea de esta composición-instalación es crear fondos a partir de grabaciones de paisajes sonoros que he realizado en distintos lugares del planeta, estos fondos son siempre multi-centricos, ya que ninguna figura específica (u objeto sonoro específico) predomina en ellos. Los fondos son equivalentes a los panales de una colmena, a los muros de este recinto. Luego, intento inter-conectar estos distintos fondos no lineales que se manifiestan en complejas simultaneidades, por medio de sonidos lineales que simulan códigos de comunicación sonora electrónica, y que se confunden con los códigos de algunos seres vivientes del reino natural. Curiosamente, una colmena esta diseñada para que el aire pase y ventile todo el espacio interno. Estos pasajes son los canales de circulación por los cuales transitaran estos sonidos figura, líneas sonoras de la obra que se integran eventualmente a los paisajes fondo, ya que muchos de estos sonidos electrónicos son curiosamente parecidos a los sonidos de las aves y de los insectos.
Pese a que vivimos en un espacio acústico nuevo, muchos de nosotros ni siquiera nos hemos percatado de ello. Es necesario entonces adoptar una nueva actitud en la percepción secuencial y simultanea de figura y fondo, así como en la comprensión del mundo tecnológico actual, a partir de la búsqueda de un nuevo equilibrio de nuestros dos hemisferios cerebrales.